Izquierda Unida Colmenar Viejo

El transporte…en un lugar de la sierra

Posted in Transporte by Mariano Martín on 24 octubre 2009

Trasporte

En un lugar de la sierra, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un empresario de los de herencia cuantiosa y negocio próspero en el ámbito del transporte público debido al monopolio que ostentaba en su tierra.

Todo iba bien para nuestro querido empresario: llevaba años y años siendo el encargado de llevar a sus vecinos a la capital del reino, donde muchos habitantes de la villa trabajaban, estudiaban, además de que es donde se encontraban los hospitales de la zona, así que su transporte era diariamente usado por gran parte de sus vecinos.

Pero un año, debido a complicadas razones sobre el oro y la plata proveniente de América que ahora no nos conciernen, se dio cuenta de que podía aprovechar la mala situación económica por la que pasaba el reino para ganar más dinero aún del que ya ganaba. Y pensó que la mejor idea era que sus vecinos, aquellos que le habían hecho el más rico de la villa durante tantos años, fueran los que costearan su inmejorable negocio.

Así, después de que en verano se redujeran las diligencias que partían hacia, y desde, la capital del reino debido a que en esta época del año la actividad se reduce enormemente y hay muchos menos vecinos que precisan de sus servicios, decidió que iba a mantener este servicio reducido durante el resto del año. Esto enfureció mucho a los vecinos, pues no entendían cómo es que nuestro querido empresario subía las tarifas de sus viajes (en un tiempo en el que todos los precios estaban bajando), a la vez que reducía el número de viajes que hacía al día, y cuando los vecinos que necesitaban ir y/o volver a/de la capital del reino eran cada día más (puesto que con la mala situación económica muchos tuvieron que vender sus caballos y mulas).

Pero, no contento con eso y ávido de oro ya desde hacía mucho tiempo, cuando apareció una alternativa a sus servicios en la villa para llegar a la capital del reino, nuestro querido empresario decidió que ésta nueva forma de transporte (eran unas maquinas del futuro que llevaban a los vecinos más cómodos y en casi la mitad de tiempo que con las diligencias de nuestro querido empresario) no debía de ser usada por los vecinos, así que, aprovechando que estaba alejada de la inmensa mayoría de los habitantes de la villa, decidió aislarla, prácticamente, pues era su empresa la que se encargaba, debido al monopolio que disfrutaba, de trasladar a los vecinos a esta cosa que llamaban “Renfe”. Con este aislamiento de “Renfe”, nuestro querido empresario se aseguraba que casi todos los vecinos siguieran usando sus diligencias, a pesar de que ya había reducido el número de éstas que llevaban diariamente a la capital del reino, con lo que conseguía optimizar y ampliar enormemente los beneficios empeorando enormemente el servicio que prestaba….

Ante esto los vecinos de la villa decidieron que la situación no podía continuar así. A pesar de que el gobernador de la villa hacía oídos sordos a las quejas de los vecinos, éstos eran muchos y se habían organizado eficientemente, con lo que consiguieron que, desde la capital del reino, se exigiera el cese de los servicios que prestaba nuestro querido empresario, en beneficio de una empresa municipal que estaría controlada por una comisión de vecinos de la villa que, al fin y al cabo, eran los que tenían que usar estas diligencias para poder llegar a la capital del reino.

Así, organizaron de forma eficaz y eficiente las diligencias, con sus respectivas salidas, paradas y llegadas, e hicieron que “Renfe” fuera una alternativa real a aquellos vecinos que prefirieran usarla.

Y fueron felices y comieron perdices…

Carlos Gómez

Carlos Gómez Colmenarejo
El ingenioso hidalgo

Anuncios

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] El transporte…en un lugar de la sierra « Izquierda Unida Colmenar Viejo iucolmenarviejoblog.wordpress.com/2009/10/24/el-transporte-en-un-lugar-de-la-sierra – view page – cached En un lugar de la sierra, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un empresario de los de herencia cuantiosa y negocio próspero en el ámbito del transporte público… (Read more)En un lugar de la sierra, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un empresario de los de herencia cuantiosa y negocio próspero en el ámbito del transporte público debido al monopolio que ostentaba en su tierra. (Read less) — From the page […]

  2. Mariano Martín said, on 27 octubre 2009 at 12:59 am

    Muy bueno Carlos. Te veo luchando contra molinos de viento. Enhorabuena por el artículo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: