Izquierda Unida Colmenar Viejo

Carta de Alberto Garzón a la militancia y simpatizantes de Izquierda Unida, tras las elecciones del 26J

Posted in 2016 Generales, Alberto Garzón by IU Colmenar Viejo on 30 junio 2016

Estimados/as compañeros/as,

Alberto_Maillo.jpg
En primer lugar, quisiera agradeceros a todos los militantes y simpatizantes el esfuerzo hercúleo que habéis empleado en esta campaña electoral. Ha sido una campaña hermosa, con los actos más multitudinarios de la época reciente en España y con nuestra gente dedicándose en cuerpo y alma, como siempre, a la tarea política del momento. Habéis llevado nuestro programa y nuestro proyecto político a cada rincón de este país. Y además gracias a ese esfuerzo hemos avanzado mucho en la construcción de un espacio político unitario, algo tan necesario en estos momentos. Sin vosotros esto no hubiera sido posible. Gracias.

No obstante, los resultados de las pasadas elecciones no han sido los que nos esperábamos. No hemos cumplido los objetivos para los que pusimos en marcha la coalición entre Podemos e Izquierda Unida. El Partido Popular ha salido reforzado, con más de setecientos mil votos adicionales, mientras que la coalición hemos perdido más de un millón de votos respecto de la suma de votos de ambas organizaciones el pasado veinte de diciembre. No hemos logrado derrotar al PP ni tampoco crear las condiciones parlamentarias para que nuestro país tenga un gobierno de izquierdas.

La reflexión sosegada y rigurosa se torna necesaria. Tendremos que analizar todos los datos e informaciones que tengamos a nuestro alcance en los próximos m
eses para averiguar qué ha pasado. No nos esperábamos este resultado, así como tampoco lo hacía ningún otro partido político ni empresa encuestadora. Probablemente en nuestra sociedad, y más aún en la izquierda, se han dado fuerzas sociales que no hemos sabido detectar. Yo el primero, que no supe ver con precisión qué estaba sucediendo en el electorado de izquierdas.

Lo que parece evidente, sin perjuicio de posteriores análisis, es que no hemos logrado seducir ni convencer a un electorado de izquierdas que sí confío en IU y en Podemos en las pasadas elecciones. La abstención nueva, los que se quedaron sin votar en esta ocasión pero sí lo hicieron en diciembre, prácticamente coincide con los votantes perdidos por la coalición. No está claro si este electorado se perdió ya antes de la coalición, por la frustración respecto a las negociaciones en la investidura, o si ha sido un fenómeno posterior. Pero sí parece claro que no hemos logrado convencer a todos nuestros votantes del momento histórico por el que atraviesa nuestro país. Tendremos que profundizar con calma en las causas de este hecho y en las soluciones que se requieren.

No obstante, es positivo que nos preguntemos si la confluencia ha sido una buena idea. Yo pienso que sí. La confluencia ha sido, en primer lugar, una estrategia racional que nos ha permitido mantener los escaños a pesar de perder en número de votos. Y en segundo lugar ha sido una buena idea en términos políticos, dado que es nuestra apuesta aprobada por la asamblea y es lo que nos permite empezar a construir un espacio político con enorme potencial de transformación.

Ahora bien, también debemos poner encima de la mesa el resultado político global. Desde el año 2011 hasta ahora el ciclo político de movilización y protestas ha producido un cambio radical en el sistema de partidos pero también en el espacio político de la izquierda. Mientras en 2011 únicamente teníamos once diputados en ese espacio, hoy hay setenta y uno. Se trata de un avance considerable, si bien insuficiente. Pero cabe recordar que la ilusión generada por las encuestas es solamente eso, una ilusión, y que nuestro espacio político nunca ha tenido tanta fuerza en el parlamento español como la tiene ahora.

Y aún así, el análisis no puede circunscribirse únicamente al hecho electoral. Nuestro país sigue atravesando una dura crisis económica y política que afecta a los fundamentos mismos de nuestra sociedad. La actual fase histórica del capitalismo está siendo gestionada por gobiernos neoliberales cuya gestión provoca un empeoramiento en las condiciones de vida de la mayoría social. Estas políticas son las responsables del crecimiento de la frustración y rabia de las clases populares, lo que ha alimentado el crecimiento de la extrema derecha en toda Europa y amenaza con hacer implosionar el proyecto de la Unión Europea, como acabamos de ver en el Reino Unido.

En nuestro país, sin embargo, en gran parte hemos logrado explicar la crisis desde las coordenadas ideológicas de la izquierda. Y el régimen aún sigue en crisis, incapaz de resolver la cuestión económica sin recurrir a duros recortes que afectan a su base social e incapaz también de alcanzar un escenario de gobernabilidad. Los próximos meses y años serán de enormes retos para las clases populares y para la izquierda social y política. Y para afrontar esa tarea nos encontramos más fuertes que nunca.

En nuestra XI Asamblea hemos aprobado la hoja de ruta que insta a construir confluencia y unidad popular desde la movilización social y el plano cultural. Sin duda toda confluencia electoral es insuficiente e incapaz sin esos otros dos elementos: la capacidad de construir una concepción del mundo diferente a la de la oligarquía y sin un movimiento popular protagonista. Estoy convencido de que ese es el camino correcto, y debemos aprovechar que tenemos una organización fuerte y unida. Nuestra mejora en representación política, con ocho diputados y dos senadores, estará igualmente al servicio de dicha hoja de ruta.

La hegemonía no es un concepto que se refiera a la capacidad de vender un producto en el mercado electoral, sino más correctamente a la capacidad de extender una alternativa concepción del mundo, cultural y social y por eso anclada en la vida cotidiana de las clases populares. Ese trabajo sólo se puede lograr con organización y con ideología, es decir, con compromiso colectivo y con proyecto político. Nuestra organización es la mejor preparada para esa función, y no vamos a fallar.

No hemos alcanzado nuestros objetivos electorales, es cierto. Pero tenemos una organización que está sabiendo construir un incipiente bloque social y político alternativo para gobernar y transformar nuestro país. Y tenemos una organización comprometida con un proyecto político llamado socialismo. Y tenemos, sobre todo, una militancia de oro que defiende estas causas en los mejores y en los peores momentos, y un montón de compañeros y compañeras que se suman en cada batalla, que comparten su tiempo y energía apoyando nuestro proyecto. Y ahora, pese a los ataques mediáticos, nos encontramos ante una fase histórica que abre un importante abanico de oportunidades. Aprovechémoslo.

Salud y República.

firma_alberto.jpg

Alberto Garzón

IU MADRID SE PONE EN MARCHA

Posted in IU Madrid by IU Colmenar Viejo on 5 abril 2016

Compañeras y compañeros.

Hemos culminado con éxito la Asamblea constituyente de IU Madrid.

No podemos decir que a partir de hoy se abra un tiempo nuevo, porque ese tiempo lo iniciamos hace meses y esto sólo es la culminación de ese trabajo en una nueva estructura política y organizativa, consecuente y comprometida con la política de IU federal, y referenciada en Alberto Garzón.

IU Madrid hace suyo y continuará el trabajo desplegado desde hace meses por la militancia. Una militancia ejemplar, luchadora y comprometida con la confluencia social y electoral, para ser el nuevo y auténtico movimiento social y político capaz de promover la movilización desde los principios y valores de la izquierda rupturista que posibilite la victoria sobre las fuerzas del régimen, junto a otros.

Desde la asamblea de IU Colmenar Viejo,  Continuamos aportando nuestro trabajo, ilusión y coherencia a la unidad popular y la unidad de la izquierda, manteniendo nuestra autonomía e identidad política. El mejor ejemplo de esto es nuestra reafirmada participación en Ganemos Colmenar, donde también aportamos nuestros principios y valores, socialistas, feministas, ecologistas, republicanos y anticapitalistas.

En la Asamblea constituyente se aprobó el nuevo modelo político y organizativo, se eligió al consejo regional, que a su vez eligió como coportavoces de IU MADRID a Mauricio Valiente, concejal en el Ayuntamiento de Madrid por AhoraMadrid y a Chus Alonso, Alcaldesa de Ciempozuelos por Ahora Ciempozuelos.

Salud y República.

logo iu madrid

ACTO CENTRAL DE CAMPAÑA DE UNIDAD POPULAR-IZQUIERDA UNIDA EN COLMENAR VIEJO

Posted in 2015 Generales, IU Colmenar Viejo by IU Colmenar Viejo on 11 diciembre 2015

Izquierda Unida organiza su acto central de campaña en Colmenar Viejo mañana sábado 12 de diciembre a las 19h. en La Casa de la Juventud (Carretera Hoyo de Manzanares, 16).

En el acto intervendrán Sol Sánchez, militante y ex coordinadora de ATTAC, y  candidata número 2 de la lista de Unidad Popular-Izquierda Unida por Madrid y David Mateos, coordinador de IU de Colmenar Viejo.

El acto concluirá con la actuación musical de Dani Red (ex miembro de Ukulele Clan Band) y un aperitivo en la sede de IU (c/Magdalena, 3)

Os esperamos !!!

cartel_ventana

Presentación de la candidatura ” AHORA CON ALBERTO GARZÓN”

Posted in 2015 Generales by IU Colmenar Viejo on 16 octubre 2015

Este domingo en Madrid Acto de presentación de la candidatura “Ahora con Alberto Garzón” para las primarias de Ahora en Común.acto presentacion grazon

VERMÚ ROJO DOMINGO 27 DE SEPTIEMBRE. ¿ COMO ESTA GRECIA ?

Posted in Vermú Rojo by IU Colmenar Viejo on 23 septiembre 2015

Domingo 27 de septiembre

Sede de Izquierda Unida

C/ Magdalena nº 3

Colmenar Viejo

El domingo en el tradicional Vermú Rojo en la sede de IU C/ Magdalena nº 3. Trataremos la situación de Grecia y la posición de la UE.  Hablaremos con  personas que han estado viendo la situación sobre el terreno y compartirán sus impresiones y experiencias. Como de costumbre con las mejores tapas y buena compañía.

Vermu rojo grecia

 

 

GRECIA: LA ENCRUZIJADA EUROPEA

No es la primera vez en la historia de occidente que Grecia toma las riendas del destino de Europa.

Tal vez, parezca una exageración pero la victoria el pasado domingo de Syriza abre una incógnita de considerables dimensiones para el futuro de los griegos pero también para la construcción política en el viejo continente y a corto plazo.

La esperanza de cambio radical en la anquilosada política europea y sobre todo en las relaciones económicas establecidas por el neoliberalismo -y sus estrategias de brutal ajuste a la baja en derechos y condiciones sociales- que supuso la victoria electoral de Syriza en enero de este mismo año, pronto se dieron de bruces con la realidad cuando les toco  negociar las condiciones de la deuda con los guardianes de la esencia del viejo sistema capitalista.

El pulso mantenido entre los negociadores griegos, con Varoufakis a la cabeza y los pesos fuertes de la política europea representadas sobre todo por Ángela Merkel y su ministro de economía Wolfgang Schäuble, determinaron la convocatoria del Referéndum griego sobre las condiciones del pago de la deuda, y que el pueblo griego votó en contra con holgada mayoría. A partir de ahí todo eran expectativas de cambio en Grecia que tenían que servir de modelo exportable a otros países en los que la crisis económica y la propia deuda externa han hecho estragos.

Reanudadas las negociaciones con la toyka tras el referéndum todo hacía pensar que la nueva situación de fuerza del gobierno griego iba a doblegar las exigencias de los expoliadores de personas y países. No contábamos con la cerrazón y el desprecio por la democracia de Merkel y la troika.  El gobierno griego tuvo que aceptar un tercer rescate a cambio de implementar un ajuste y unos recortes hasta ese momento impensables. Y se da la gran paradoja. El libertador terminaría poniendo las cadenas a su pueblo.

Syriza sufre una escisión por la izquierda y pierde la mayoría parlamentaria. Se convocan nuevas elecciones. El resultado es ya conocido: Tsipras renueva su mayoría(35%), si bien pierde 325.000 votos, aunque debido a la baja participación (55%) solo baja 9 décimas con respecto a las elecciones de enero. Su escisión, Unidad popular, no ha obtenido representación.

Y ahora la encrucijada: ¿qué camino elegirán Tsipras y los suyos en esta nueva legislatura?

¿Aplicarán sin matices la batería de recortes impuestos por la Troyka?

¿Habrá sido todo una expeditiva estrategia de Tsipras para afianzar la autoridad de su proyecto original con un nuevo gobierno y reforzado políticamente en las urnas?

¿Asumirá Tsipras el papel de gran reformador de las viejas estructuras del estado griego al gusto de las exigencias de las instituciones europeas convirtiéndose en el alter ego griego de Felipe González en el año 82?

Lo que haga el nuevo gobierno griego determinará profundamente los resultados electorales de diciembre en España y los designios políticos de los debutantes y emergentes partidos antisistémicos como Podemos y los de las nuevas personalidades políticas como el español Alberto Garzón, el laborista ingles Jeremy Corbyn, entre otros.

Alberto Garzón: “Había alternativas a lo que ha hecho Syriza en Grecia”

Posted in Alberto Garzón, Izquierda Unida by IU Colmenar Viejo on 24 agosto 2015

alberto garzon 1

Entrevista de http://larepublica.es/ al Alberto Garzón más ideológico, con una entrevista sobre Grecia, las alternativas, la Unidad Popular, el marxismo. Alberto cuestiona el sistema capitalista desde su propia raíz, y lucha por intentar hacer llegar al conjunto de la sociedad un claro mensaje “es necesario superar el modelo capitalista”, no esta solo…

laRepublica.es: Buenas tardes, en primer lugar, aprovechando su perfil de economista, hagamos una reflexión. Hace pocos días, se hacía viral un vídeo en el que Pablo Iglesias afirmaba que dentro del capitalismo europeo, los gobiernos tienen poco margen de maniobra, y que Podemos no podía aspirar a hacer mucho más de lo que ha hecho Tsipras en Grecia antes de dimitir. ¿Cree usted también que dentro del capitalismo existe una posible salida social?

Alberto Garzón: Buenas tardes. Creo que habría que partir de dos consideraciones esenciales para este análisis. La primera, que bajo el sistema capitalista siempre hay una disociación entre la racionalidad del mercado y la racionalidad política, es decir, entre la economía y la política, o entre el poder y el gobierno. Las políticas neoliberales de las últimas décadas han ampliado esa brecha, de tal forma que la política ha quedado ampliamente subordinada a la lógica de mercado. La consecuencia es que el mercado enmarca lo posible en política, define los límites del llamado pragmatismo. Pero eso no es una inevitabilidad histórica, sino una consecuencia lógica del desarrollo del capitalismo.

La segunda, que la globalización ha permitido, con la ayuda de las nuevas tecnologías, crear un tablero de juego en el que el capital puede, en tiempo real, valorizarse en cualquier parte del mundo a través de la especulación financiera. Impera el ciclo corto del capital (D-D’) y a él, y su lógica, queda subordinado todo lo demás, incluida la política. Naturalmente ello conlleva el riesgo –y su materialización en el tiempo- de enormes crisis financieras, además de otros efectos.

Estos dos elementos, el dominio de la valorización corta del capital y la disociación entre gobierno y poder, son el contexto concreto de nuestra época actual. Aquí es donde nos encontramos.

Eso significa que el capitalismo, en su desarrollo como sistema-mundo, encuentra obstáculos en todas aquellas esferas en la que existan impedimentos a la valorización del capital. Por ejemplo, el Estado Social. Esto quiere decir que el Estado Social –y en realidad todas las conquistas del movimiento obrero, como la propia democracia y muy especialmente el Derecho del trabajo- son obstáculos a superar por parte de la racionalidad de mercado. De ahí que las políticas neoliberales estén centradas no en disminuir el peso del Estado –esa tesis es falsa- sino en desmantelar las conquistas obreras y las instituciones políticas que pudieran obstaculizar la valorización. Siempre en aras, como comprobamos en los discursos oficiales, de mantras como la competitividad–que no es otra cosa que la participación eficiente en la lucha por valorizar capital en el mercado.

LR: Por lo tanto, a diferencia de lo que asegura la socialdemocracia, usted afirma que no existe salida dentro del modelo capitalista.

“LAS TESIS SOCIALDEMÓCRATAS ESTÁN AGOTADAS”

AG: En una época como la actual –bien distinta a la de la posguerra y el llamado capitalismo dorado­­- las tesis socialdemócratas están agotadas. Si uno acepta la lógica de la racionalidad de mercado, está condenado a asumir sus consecuencias y, lo que es sintomático, la inferioridad de la racionalidad política. Es decir, está condenado a asumir que en el mundo –en realidad, en el sistema-mundo capitalista- nada puede estar por encima de la lógica de mercado. Hemos visto recientemente los fracasos y frustraciones de la socialdemocracia europea, como en Francia, Grecia o España, y hemos comprobado que si el tablero de juego es el definido más arriba, sencillamente no hay espacio para la socialdemocracia.

Lógicamente esto es una grave crisis de la democracia, porque queda ampliamente deslegitimada. Al fin y al cabo, la gente empieza a ver al rey desnudo; empieza a ver, y a entenderlo intuitivamente, que los mercados –la lógica de la valorización- dominan a la política –la lógica democrática- y que eso convierte a los Parlamentos y sus instituciones en teatros de sombras. No desprovistos de funciones –de nuevo, tesis falsa- sino en meros gestores de un marco definido por arriba.

LR: ¿Cómo nos libraríamos entonces, en el hipotético caso de que movimientos sociales llegaran al gobierno central, de esa presión de Bruselas, tal y como le ha ocurrido a Syriza?

AG: No es Bruselas la que ejerce la presión. Bruselas es el espacio geográfico donde se reúnen los representantes y miembros de la oligarquía, y donde se decide el cambio institucional necesario en los países para que la lógica de mercado no encuentre obstáculos. Allí se deciden los ajustes y allí se decide la forma concreta del proceso constituyente en cada país –la adaptación de las instituciones a las necesidades del capitalismo-. Pero la presión es de la propia lógica del sistema, de su dinámica.

Y la única forma de enfrentarlo es con una correlación de fuerzas favorable. Pero no con una correlación de fuerzas política, o no sólo, sino con una correlación de fuerzas económica. Si uno tiene el control de una país con fortaleza productiva y con cierta autonomía, entonces tiene un amplio margen de maniobra.

LR: ¿Como ocurrió en Venezuela?

AG: Exacto. Una de las claves fundamentales de la Venezuela de Chávez –probablemente la mayor- fue el petróleo; y de Cuba, la compra de azúcar por parte de la URSS –a precios muy por encima del precio de mercado. Es decir, si una opción política es capaz de imponer la racionalidad política por encima de la racionalidad de mercado, entonces tendrá margen. Pero eso no se consigue con una declaración, por muy radical y ortodoxa que sea, sino con una estructura económica que sostenga esa posibilidad. Dicho de otra forma, para estos análisis hay que centrarse en la estructura económica y no tanto en los aspectos de la supraestructura.

Y España, como en Grecia o Portugal, han tenido una inserción en la Unión Europea que ha definido un creciente proceso de dependencia económica con respecto a centros económicos en el extranjero. Ninguno de los países del sur –con excepción parcial del norte de Italia- tiene una estructura económica capaz de servir como motor de un crecimiento autocentrado. De hecho, todas las economías tienen tendencias hacia el déficit por cuenta corriente, lo que implica una dependencia brutal de las importaciones y de la financiación exterior. Dicho de otra forma, para mantener nuestro nivel de vida nuestra economía depende directamente del consumo de bienes extranjeros y de la financiación exterior. Los procesos neoliberales de desindustrialización acometidos en las últimas décadas sólo han empeorado esa situación, convirtiéndonos en una economía muy dependiente. Tenemos, con un análisis más concreto, algunas ventajas comparativas en determinados ámbitos. Pero la desgracia es que la mayoría de ellos no es de alto valor añadido.

LR: ¿Qué pasos tendríamos que dar para esa soberanía económica?

AG: Lo que técnicamente necesitamos es un proceso de reindustrialización y de fortalecimiento de nuestra economía en términos de mayor inserción tecnológica. Políticamente eso no puede realizarse, de ningún modo, en la actual Unión Europea con sus tratados instituyentes neoliberales.

Las opciones son tres. En primer lugar, la salida del euro. Frente a lo que algunas tesis defienden, no supone la recuperación de la soberanía. ¿Acaso España era soberana con la peseta? Esa medida, de implicaciones inmediatas, sí supone la recuperación de la política monetaria y de sus instrumentos. Pero no modifica la estructura económica, con lo que habría que financiar las importaciones con una nueva moneda –más devaluada. Lo probable es el ajuste brutal –bajadas espectaculares de salarios y pérdida muy considerable del nivel de vida material- y, en todo caso, la esperanza de recuperarse en una década a partir de una concepción casi stajanovista del trabajo. Personalmente considero que la frustración que acompañaría sería difícilmente gestionable por la izquierda, pero mucho más fácil por la derecha y sus tesis populistas.

En segundo lugar, una alianza europea sur-sur. Se trataría de avanzar en la configuración de un nuevo sistema de integración regional, a partir de otras bases –no neoliberales, sino de solidaridad interregional. Algo así como un ALBA Europeo. De momento sólo si en Grecia volviese a gobernar la izquierda, podría estar en una disposición ideológica para iniciar ese camino. España, Portugal e Italia están lejos de ese momento. A mi juicio, es la salida adecuada.

En tercer lugar, utilizar la presión política para doblegar las instituciones europeas desde dentro. Aquí la presión política depende de la capacidad económica de cada país. España es el 11%-12% del PIB de la zona euro, mientras que Grecia no llega al 2%. La capacidad –que siempre es de chantaje- es mayor en nuestro país.

LR: Hablando de Grecia, ¿cree realmente que Syriza no tenía más salida que aceptar los recortes?

“ESTAREMOS ATENTOS A LOS MOVIMIENTOS DE VAROUFAKIS Y DE LA IZQUIERDA DE SYRIZA”

AG: Alternativas había. El llamado plan de rescate de Grecia no es una solución ni para la economía griega ni para los ciudadanos de Grecia. Sólo es una forma más de continuar un proceso constituyente dirigido por la oligarquía que consiste en desmantelar los obstáculos a la valorización del capital. Ello conllevará una mayor frustración ciudadana, porque no habrá mejora económica para la mayoría social. El tercer rescate fracasará como hizo el segundo y el primero.

Nosotros votamos que no a ese plan de rescate porque creemos que es lo coherente, pues no cabe justificar ni por imperativo legal los recortes. Si somos una fuerza rupturista, tenemos que demostrarlo y actuar en consecuencia. En todo caso, apoyamos a Syriza en la convocatoria de las elecciones, igual que apoyamos la convocatoria del Referéndum (que fue significativo). Siempre es positivo que el pueblo tenga la voz.

Estaremos atentos a los movimientos de Varoufakis y de la izquierda de Syriza. Es muy importante para nosotros que en Grecia pueda consolidarse un contrapoder de izquierdas que vaya más allá de los partidos.

LR: Cambiando de tercio, usted ha afirmado en varias ocasiones que “no sólo nos jugamos las próximas elecciones, nos jugamos las próximas generaciones, porque lo que está en disputa es un orden social”, ¿puede desarrollarnos esta reflexión?.

AG: Yo afirmo que estamos viviendo un proceso constituyente dirigido por la oligarquía, es decir, un proceso de adaptación de las instituciones jurídico-políticas a las necesidades del capitalismo actual. Lo que explicaba con más detalle al principio. La economía no se gestiona en el vacío, sino en un entramado institucional determinado; ello quiere decir que ahora mismo no elegimos sólo unos pocos diputados para gestionar nuestras sociedades sino diputados para definir el nuevo marco institucional –constituciones, estatutos, tratados europeos, rescates… Eso definirá el próximo orden social; probablemente como mínimo para las próximas tres décadas. De ahí que considere que lo fundamental es oponerle un proceso constituyente dirigido desde abajo, es decir, por las clases populares que buscamos otro sistema económico y político. La crisis de legitimidad de la democracia representativa liberal contribuye a crear un caldo de cultivo en el que se rompen los viejos relatos oficiales y la gente está más abierta a escuchar las alternativas.

LR: ¿Tiene nombre ese modelo económico y social? ¿cuál es su proyecto?

“MI HORIZONTE ES SOCIALISTA, SIN LUGAR A DUDAS”

AG: Mi horizonte es socialista, sin lugar a dudas. Un sistema donde la economía esté esclavizada a la política, donde la racionalidad política haya dominado a la racionalidad de mercado. No me interesan las cuestiones de debate semántico; me interesa que el criterio que defina la producción, la distribución y el consumo sea social y democrático y no algo tan abstracto como la rentabilidad.

LR: Y hablando de socialismo, una de las grandes señas de identidad de la izquierda socialista en este país ha sido la lucha por un estado sin monarcas, republicano, donde el jefe del estado fuese elegido de forma democrática, sin embargo, muchas personas y varias organizaciones de izquierdas han asumido el mensaje de “eso ahora no es importante”, ¿qué opinión le merece este punto de vista? ¿acabaría usted con la monarquía de tener el apoyo social suficiente en un proceso electoral?

AG: La monarquía es uno de los pilares del régimen español, actualmente junto con el bipartidismo. Es una de las instituciones clave en el diseño del proceso constituyente dirigido por la oligarquía, en tanto que es una institución con enorme capacidad e influencia. Sin duda, la opción del bipartidismo es avanzar hacia una nueva constitución monárquica con una nueva ley electoral –mucho más regresiva- y una reforma del modelo de Estado. Todo ello junto con la adaptación institucional económica para las necesidades del capitalismo, es decir, a un modelo laboral de precariedad permanente y sistemática y con un Estado Social mucho más debilitado.

Así pues, la monarquía es parte del proceso que hay que combatir. Por esa misma razón nunca vería a la monarquía como un elemento individual, pues este proceso constituyente dirigido por la oligarquía podría ser perfectamente republicano. De ahí que no considere que la monarquía es el problema; sino parte del problema.

LR: La izquierda más ideologizada está dividida entre los que entienden que una suma de siglas y personas es ahora más necesaria que nunca dados los buenos resultados obtenidos en Madrid o Barcelona, y los que opinan que confluir con organizaciones abiertamente socialdemócratas o capitalistas es el fin de los movimientos obreros políticos en España. ¿Qué opina usted? ¿apostaría Alberto Garzón por una suma de Podemos, Equo, Izquierda Unida, el PCE, la CUT, el PTD, el Partido Feminista y otras organizaciones para superar lo que supuso la fundación de Izquierda Unida como organización aglutinadora de clase?

AG: No pienso que el debate actual sea de naturaleza jurídica –la forma en la que se registra una candidatura- o simbólica –qué siglas aparecen en cada papeleta. El debate es de mayor profundidad, puesto que tiene que ver con los procesos económicos que subyacen a nuestra vida cotidiana y a nuestro futuro. Si estamos viviendo un proceso constituyente dirigido por la oligarquía, ¿qué vamos a opinar nosotros? ¿qué vamos a hacer?

Evidentemente eso implica definir los sujetos. ¿Quiénes somos el nosotros? ¿Somos la gente, los ciudadanos, los trabajadores, los comunistas? Y ahí es donde quiero dejar clara una cuestión. El marxismo es una herramienta de análisis que nos permite entender cómo funciona nuestro sistema económico, y ha de servirnos muy especialmente para que en cada momento concreto entendamos cómo es la estructura social y de clase de un país. Ahora bien, muchas críticas a los procesos de confluencia provienen de un marxismo fosilizado y melancólico –en el sentido freudiano, incapaces de entender qué han perdido en los últimos años. Es ese marxismo del que Marx renunció –cuando dijo Yo no soy marxista-, porque es dogma, es catecismo. A esa interpretación yo no le presto ni un segundo de atención.

Es como cuando se critica el uso del concepto ciudadano y se defiende el uso alternativo de, por ejemplo, clase obrera. O cuando se critica el concepto abajo por no usar izquierda. ¿Se critica porque hay un debate teórico de fondo o porque hay un problema de identidad? ¿Le importa a un desempleado de larga duración este debate o por el contrario prefiere morir de hambre a ser llamado ciudadano de abajo? Eso es lo que le pasa al marxismo fosilizado, que tiene un problema de identidad y se convierte en parodia de sí mismo. En realidad, no sólo es que el marxismo y el socialismo sean herederos de la Ilustración –que creía en la creación de ciudadanos. O que el significante abajo defina una fractura social, una división económica en el seno de la sociedad, que el significante izquierda no. Es peor, es que convertir los debates teóricos –sobre la clase social- en un problema semántico es pura pobreza intelectual. Y cuando se intenta reducir en 140 caracteres, más aún. Adolescencia teórica.

Respondamos pues, ¿quiénes somos nosotros? No se trata de entrar en el debate sobre quién es el sujeto histórico –o poner en cuestión la modernidad y el materialismo histórico. Lo que necesitamos es definir cuáles son las clases sociales que están en el conflicto y cómo se establecen las alianzas en torno a un proyecto político de emancipación. El mundo real no está separado entre capitalistas y trabajadores; esa dicotomía nos sirve para entender la lógica de la producción bajo el capitalismo, pero es una abstracción. A nivel concreto, como aparece descrito en el 18 Brumario, las fracciones de clase y las posiciones de clase complejizan la realidad. Yo no le veo utilidad a un marxismo esquemático y reduccionista en el que la gente se siente cómoda en su defensa simbólica pero que no sirve para describir la realidad; yo quiero un marxismo crítico, como el de Marx, que sea útil para entender nuestro mundo –y para poder transformarlo.

“LA CATEGORÍA PUEBLO PUEDE ENGLOBAR A DIFERENTES FRACCIONES Y POSICIONES DE CLASE”

Así pues, entendamos que la categoría pueblo puede englobar a diferentes fracciones y posiciones de clase que se alían en función de sus intereses en un determinado momento histórico. Y si tenemos claro que la dinámica del capitalismo aspira a arrasar las conquistas sociales del movimiento obrero, es decir, la Sanidad, Educación y Pensiones públicas, entonces hay que ver cómo nos organizamos tácticamente para defender esas conquistas y empezar a construir la alternativa. No es, insisto, un debate sobre la superestructura –partidos e instituciones- sino sobre la estructura –condiciones materiales de vida. Un ejemplo sirve. Cuando paramos desahucios, no preguntamos a quienes nos acompañan si se sienten ciudadanos, de izquierdas, de abajo, socialistas o anarquistas; sabemos que en el conflicto hay heterogeneidad desde lo subjetivo, pero nos concentramos en las condiciones objetivas. Esa es, a mi juicio, la filosofía. Y es, por cierto, lo que hizo que el PCE de mediados de los años treinta decidiera –a instancia de la Internacional- la conformación de los frentes antifascistas (en ese caso incluso interclasistas).

LR: ¿Cree por tanto que ha llegado el momento de hacer más amplia IU manteniendo el espíritu ideológico que le irradió el PCE?

AG: Sin duda, más allá de diciembre habrá que repensar la izquierda y sus instituciones. En el caso de IU no es nuevo, pues ya en 2009 se estableció la necesidad de refundarse. Aunque no se hiciera. Necesitamos instrumentos políticos al servicio de las clases populares, y ahora mismo la propia gente es la que está diciéndonos que las formas actuales de IU son claramente insuficientes. Pues el objetivo del PCE y de IU es transformar la sociedad, cambiar el mundo, no aspirar a porcentajes electorales minoritarios.

LR: Sabemos que su tiempo es limitado, no le entretenemos más, muchas gracias por concedernos esta entrevista.

AG: Gracias a vosotros.

¿Qué es el trabajo garantizado?

Posted in IU Federal by IU Colmenar Viejo on 4 marzo 2015

TG_Boletin

El miércoles 4 de marzo, a las 19:00 h, en el Círculo de Bellas Artes,celebraremos un acto público con Alberto Garzón, Randall Wray y Eduardo Garzón.Randall Wray es profesor de Economía en la Universidad de Missouri-Kansas City y Senior Scholar en el Instituto Levy Economics del Bard College, Nueva York. Wray es un experto en teoría monetaria, macroeconomía, inestabilidad financiera y política de empleo. Con motivo de su visita a España y de la presentación de su libro “Teoría Monetaria Moderna” se ha ofrecido a participar en un acto junto con Alberto Garzón y Eduardo Garzón para explicar en qué consiste la propuesta económica de Trabajo Garantizado.

El Trabajo Garantizado es una medida que viene siendo teorizada y trabajada desde los años 60 y ha sido puesta en marcha en algunos países (Suecia, Australia, Francia, Estados Unidos, Corea del Sur…). Consiste en la creación de empleos públicos para todo aquel que lo necesite, en los cuales se llevan a cabo actividades que van en beneficio social y ecológico. Sus beneficios son numerosos: alivio de la pobreza, dignificación del parado y satisfacción de necesidades colectivas no cubiertas; remuneración, visibilización y reparto del trabajo de los cuidados; mejora de la actividad económica; aumento de recaudación tributaria, de Seguridad Social, y de ventas de empresas. Es el Estado quien financia pero gestionan municipios en participación con la sociedad civil.

¡Rescatemos a la ciudadanía, no a los bancos!

logo iu cuadrado

Apoyo a la candidatura de Alberto Garzón

Posted in 2015 Generales by IU Colmenar Viejo on 10 febrero 2015

nuevopais

Alberto Garzón ha lanzado una plataforma para que afiliados y simpatizantes mostremos nuestro apoyo a su candidatura. El sabe que tiene el apoyo de la asamblea de Colmenar Viejo y de nuestros simpatizantes y de todos los que queremos una transformación de la sociedad desde la izquierda.

Aún así debemos reafirmar nuestro compromiso y confirmar nuestro apoyo porque con este proceso, la candidatura de Alberto Garzón quiere buscar un respaldo social, establecer un diálogo con la ciudadanía, para no ser sólo una candidatura de IU, sino la de la izquierda que desea y trabaja por una transformación profunda de nuestro país.

En este enlace podéis mostrar vuestro apoyo: http://www.porunnuevopais.org/

Cada firma es una voz que se suma al clamor que pide un Nuevo País.

Sólo Alberto Garzón ha obtenido el número mínimo de avales requeridos para ser el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno

Posted in Primarias IU Federal by IU Colmenar Viejo on 26 enero 2015

Alberto_Primarias

Tras cerrarse a las 00,00h. del pasado dia 22 el plazo de recogida de apoyos fijado en el Reglamento de primarias abiertas puesto en marcha por esta organización será el próximo Consejo Político Federal –máximo órgano de dirección entre asambleas- previsto para febrero el que ratifique la proclamación de Garzón de cara a las elecciones generales

Izquierda Unida Federal cerró  el plazo de recogida y notificación de avales para los precandidatos Alberto Garzón y Nicolás García Pedrajas, quienes habían mostrado su deseo de concurrir al proceso de primarias abiertas a simpatizantes de esta organización de cara a la elección del candidato/a a la Presidencia del Gobierno en las elecciones generales previstas para el próximo otoño, tal y como recoge el Reglamento de este proceso aprobado por la Presidencia Federal de IU el pasado 14 de diciembre.

Una vez cumplido este plazo, la presidenta de la Junta Electoral Federal, Gloria Aguilar, ha elevado acta a este organismo que rige este proceso a fin de comunicar los resultados y convocar una reunión para su aprobación definitiva. En este sentido, señala que “la Precandidatura de Alberto Garzón Espinosa ha obtenido el número mínimo de avales requeridos, obteniendo el porcentaje exigido según el Reglamento aprobado para el proceso de primarias”.

Por otra parte, indica que “la Precandidatura de Nicolás García Pedrajas no ha obtenido el número mínimos de avales requeridos, por lo que no ha obtenido el porcentaje exigido según el Reglamento aprobado para el proceso de primarias”.

La responsable de la Junta Electoral Federal de IU, una vez advertido que “tras el proceso de verificación de avales, se entregarán  los representantes de las candidaturas relación de incidencias” indica que “se acuerda la proclamación de Alberto Garzón Espinoza como candidato de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno de España” y traslada al próximo Consejo Político Federal de esta formación –máximo órgano de dirección entre asambleas y con capacidad estatutaria para hacerlo- “tal y como recoge el Reglamento aprobado el pasado 14 de diciembre, “la candidatura de Alberto Garzón Espinosa para su ratificación”.

Admiten a trámite la querella criminal de IU contra Cifuentes por “identificaciones indiscriminadas y las duras sanciones” a manifestantes en Madrid

Posted in Izquierda Unida, Justicia by IU Colmenar Viejo on 7 enero 2013

En el escrito presentado el pasado día 12 de diciembre  por los diputados Ricardo Sixto y Alberto Garzón se detalla la supuesta comisión por parte de la delegada del Gobierno en Madrid de los presuntos delitos de falsedad documental, contra la Administración Pública y el cometido contra la Constitución por autoridad o funcionario público por vulnerar derechos individuales

Los diputados Alberto Garzón y Ricardo Sixto, presentan la querella en los juzgados de Plaza de Castilla

 

Con esta acción judicial Izquierda Unida persigue dar respuesta a las identificaciones indiscriminadas y a las duras e injustas sanciones impuestas a varios centenares de personas que participaron e, incluso, no llegaron a hacerlo, en las protestas convocadas hace un par de meses a través de las redes sociales en las inmediaciones del Congreso.

Izquierda Unida se muestra satisfecha ante este primer paso judicial. Esperamos que le sigan otros muchos y que la Justicia pueda aclarar una situación que consideramos muy grave. Estamos empeñados en acabar con la impunidad con la que, a nivel político y recurriendo de forma inadecuada al poder disuasorio de las fuerzas y cuerpos de seguridad, el Partido Popular busca acallar cualquier atisbo de protesta contra las políticas antisociales que lleva imponiendo desde hace un año.

La respuesta  del Gobierno de Mariano Rajoy a estas protestas se centra únicamente en la vía policial y la multa, algo que se demostró cuando se buscó acabar así con concentraciones como la del 27 de octubre en la Plaza de España y en las inmediaciones del Congreso donde “miles de ciudadanos se manifestaron de forma pacífica”.

IU considera que la ciudadanía se enfrenta a una estrategia deliberada por parte del Ministerio del Interior encaminada a amedrentarla para que desista de participar en nuevas concentraciones contra los recortes de los gobiernos central y autonómico del PP, así como a las políticas impuestas de restricción de derechos y de privatización de lo público.

En esta línea, el escrito denuncia la existencia en Madrid de “un plan previamente diseñado para identificar y sancionar a miles de ciudadanos críticos con el Gobierno y sus medidas”.

En la querella se incide en el desarrollo pacífico de las protestas y en el hecho de que “los únicos incidentes dignos de mención se produjeron cuando cientos de personas fueron acechadas e intimidadas por agentes de la Policía y obligadas a identificarse, bajo la amenaza de que de no hacerlo serían detenidas”.

La decisión de desvelar la identidad y sancionar a quienes se manifiestan críticamente contra el Gobierno está tomada previamente a la manifestación o reunión y con independencia de cómo se desarrolle el encuentro entre ciudadanos.

IU recuerda que no existe ningún precepto legal que justifique que se pueda considerar que una manifestación no comunicada equivale a una “ilegal” y añade que, según lo establecido en el Código Penal, “sólo pueden ser consideradas ilegales aquellas movilizaciones que tengan por finalidad cometer algún delito y aquellas a las que acudan personas con armas, artefactos explosivos u objetos contundentes o peligrosos”.

A %d blogueros les gusta esto: